Born to be wild

¡Buenas! ¿Cómo están? Les presento un post para merendar donde las imágenes se maridan con té o café. Las invito a tomarse un break en la oficina (o en casa) y que me acompañen a recorrer Skagway, un pueblito muy pintorezco y pequeño de Alaska que me desfió a jugar en las alturas. Paisajes únicos y silencio renovador. 
¡Pasen y vean!

CAMISA/ GASTON BAYCONDO - SHORT Y CHATAS / VINTAGE - GAFAS/ ALDO





Skagway nació como consecuencia de la fiebre del oro y fue uno de los tantos pueblos que se erigieron para recibir a los nuevos trabajadores y sus familias. El transporte era muy costoso por tanto se hacía imperioso residir en un hogar cercano al trabajo, las minas. De a poco la población aumentó, locales abrieron y también salones como los que veran representados aquí.
Broadway es la avenida más importante Parece un estudio de grabación, todo tan prolijo e inerte pero realmente hay gente viviendo allí!









 Y la aventura no terminó ahí. Por la tarde y poseída por espíritu de Tarzaniano nos fuimos a hacer Zip Line (o la famosa tirolesa) en el medio de un inmenso bosque repleto de pinos, montañas, pequeñas cascadas y naturaleza. Solté a la niña que llevo dentro y disfruté de cada una de las postas. ¡BORN TO BE WILD!


WIIIIIIIIIIIIIIII


Me van a tener que bancar con tantas fotos, perdón! Es que uno no viaja todo el tiempo y disfruto mucho que mi viaje forme parte de este espacio y poder compartirlo con ustedes. Espero les guste y no las canse demasiado más.

¡Nos encontramos el miércoles que viene con el resultado del sorteo!
Natu ♥

TOM CAR Style

Si se preguntan lo que es el "Tom Car Style" yo tampoco lo sé pero fue lo que se me ocurrió como título para este post y les prometo sí que guarda relación con el contenido que verán a continuación.
¿Cómo están? Hace una semana que volví de vacaciones, aun continúo con mi depresión post-viaje que en breve será reemplazada por actividades, proyectos y planes que seguramente me tendran entretenida hasta mi nuevo viaje. Sin darme cuenta ya llegamos a la mitad de este año y lo que vendrá son más cambios, más trabajo y avance. Lo mejor siempre está por venir dicen por ahí...

Hoy van a ver imágenes de Ketchikan, el primer puerto/pueblo que pisamos en nuestro viaje por Alaska. Durante una semana mi casa fue un espectacular crucero que pensé no me iría a gustar pero terminé amando. Nuestro camarote era el 914. Lo extraño.

 Pasear por el pueblo -ese día me mandé solita- fue alucinante. Montañas nevadas por donde mirara, de fondo un cielo celeste un tanto tímido y la emoción de ser nuestro primer día en Alaska. Me encontré con locales abarrotados de souvenirs, remeras, buzos y comercios ofreciendo diamantes en los colores, quilates y formas que se imaginen. No soy muy amante de la joyería pero entré y debo reconocer que son muy bellos. 
Shine bright like a diamond!
IMPOSIBLE NO PROBARLO


¡ESTE ES EL TOM CAR STYLE! CHIC
Ya habiendo recorrido el pueblo  la actividad del día era la travesía en Tom Car que tanto esperabamos. Una especie de mini 4X4 onda karting, sin techo y en el que te embarrabas de pies a cabeza nos esperaba luego de un viajecito en bus de media hora. Hacía mucho frío, llovía pero eso no nos detendría. Nos vistieron con mamelucos, chalecos, guantes y cascos de protección que intentaban en un principio protejernos del barro y fue imposible. Al terminar la travesía cara, cámara, botas estaban decoradas en lodo.
AFERRADA A MI LECTURA CRUCERÍSTICA


MI CASA

ENTRADA, PLATO PRINCIPAL, INTERMEZZO, MENÚ DEGUSTACIÓN, POSTRE...¡PUFF!

NUESTRA VISTA DIARIA



Espero les hayan gustado las imágenes, a mi me encanta poder mostrarles un poquito de mi experiencia, es como estar otra vez allí.

Nos vemos el lunes. Recuerden participar del sorteo por la planchita OSTER! AQUÍ Tienen tiempo hasta el lunes 29/07. ¿Suerte!

Be love!
Natu ♥

I LOVE SF

Continuando con mi bitácora de viaje, hoy comparto con Uds. un poco de lo que viví en las primeras horas de nuestras vacaciones. ¡Bienvenidas/os a San Francisco! Sol, casitas de estilo victoriano, Cable Cars y una atmósfera de relax único. Con escasos tres días conocimos los puntos más importantes  y si bien no llegamos a visitar Alcatraz ni el Golden Gate la caminamos de punta a punta. Prepárense para un post largo y cargado de imágenes. Realmente amé SF. Aquí va!

DOWNTOWN
CÓMODA. Parka de FALABELLA, shorts, camisa y botas.
NUESTRO HOTEL

San Franciso nos recibió con sol, clima templado y una leve brisa de esas que controlas caminando por la vereda del sol (sí, suena Diego Torres en mi cabeza) Al haber recorrido las primeras cuadras y cargados con valijas y mochilas, divisé lo que me habían comentado: alta población de homeless o sea gente sin hogar. Realmente son muchos. Los encontras en el subte, plazas, esquinas y ya forman parte de la postal.  Nuestro día comenzó temprano por la mañana y al llegar al hotel decidimos dejar nuestras cosas y salir a caminar para volver luego de 20 kilomentros de paseo en el cual visitamos el famoso Pier 39, Lombard St. (la foto obligada) y el Barrio Chino. A lo largo de la caminata mis ojos no podían contenerse, las tiendas departamentales me invitaban entrar y reclamaban mi atención. Los maniquies me llamaban al estilo "Confesiones de una compradora compulsiva" pero el comprar sería una actividad que dejaríamos para el último día. Estaba decidido.

PIER 39


CHINA TOWN


NEIMAN MARCUS. INSOPORTABLEMENTE BELLO E INACCESIBLE TODO.



Seguimos conociendo la ciudad y no sólo sus calles sino también sus propuestas gastronómicas que me dejaron sorprendida. Soy vegetariana y es extremadamente fácil serlo pero en San Francisco con la cantidad de propuestas que tienen para nosotros. Una de las mejores veggie burgers que comí ever fue en Cheescake Factory.
Visitamos The Castro, el barrio gay de SF que nos recibió con diminutos locales decorados a la pefección, cafecitos literarios y mercados con alimentos orgánicos de los que gustes. Encontré un par de ferias vintage en el camino pero no me convenció nada de lo que ví (seguía pensando en gastarme todo en H&M y así fue) En nuestro paseo nos encotramos con una pequeña librería donde conseguí dos libros que quería hace rato: "Grace, a memoir" y "Vivienne Westood por Terry Jones" ($35 y $20 dólares respectivamente) Nada en comparación a los precios locales.

LA ANSIEDAD ME GANÓ. COMIENDO JUNTO AL LIBRO DE GRACE.
 Y el último día si, me despaché de lo lindo en H&M, Steve Madden, Los secretos de Victoria, Aldo y demases que ya no recuerdo. Y si se preguntan qué compré me esperan a un nuevo post. Jajaj, maligna soy.

El viernes les sigo contando mucho más de este maravilloso viaje. Me siento tan afortunada por haber tenido la posibilidad de hacerlo. No hay dinero mejor invertido que en la experiencia de viajar.


Nos leemos el viernes y no se olviden que sigue vigente hasta el martes el sorteo por la planchita OSTER. Pueden participar AQUÍ.

Besos para todos!
Natu.

Welcome back

¡Qué lindo es volver! ¿Cómo están tanto tiempo? Aquí me tienen de vuelta de vacaciones con pocas ganas de abrazar la rutina pero mucho más descansada y relajada.
Me fui con la promesa de seguir posteando pero estar en el medio del océano sin antenas que habiliten un wifi le ganó rotundamente a mis ganas y buena voluntad. Mis disculpas. Los actualizo entoces. Me fui a Alaska previo paso por San Francisco y una día en Vancouver, Canada, lugar donde hicimos estas bellas fotos. Un salpicón de destinos. Seguro pensarán que es el destino más frío del universo, sin embargo nos tocaron días bellísimos y a decir verdad Buenos Aires me recibió con todo el frío que no encontramos en Alaska.






Extrañamente cada vez que viajamos algo a nuestro alrededor algo sucede. Al llegar a San Fransico, horas después de arribar, se estrellaba en el mismo aeropuerto un vuelo proveniente de Corea. Miedo. A la semana de volver de Perú un micro de la misma empresa que usamos se desvía por la misma ruta que tomamos, cayendo a un precipicio y en Vancouver, para no perder el estilo, el mismo día de nuestra estadía (pero en el hotel contiguo al nuestro) fallece Cory Monteith, estrella de Glee. Lo extraño o mera coincidencia.
Vancouver es paquetísimo, moderno y elegante. Solo tuvimos una tarde para recorrerlo y elegimos pasear por Gastown, el Barrio Chino y su costa, rodeada de parques, cafecitos muy pitucos y pintorescas casitas flotantes ubicadas en el puerto. Un encanto.






FALDA/COMPLOT - SWEATER/ ZARAMOCHILA/ MARIVA - BOTAS/ CREDO
De a poco les iré contando detalles de mi viaje, pero en resumen puedo decirles que fue maravilloso y para celebrarlo arranco la semana invitándolos a que participen del sorteo de hoy. Junto con OSTER estamos sorteando una plancha para pelo profesional.


¿Qué deben hacer para ganar?
  • Ser amigos de Comomequeda en FB Aqui 
  • Dejar tu comentario en ESTE POST con tu nombre y mail.
 Para hacer el sorteo un poco más entretenido, nos gustaría que la ganadora (o ganador) nos envíe su foto con un look y primer estilo para celebrar su premio. ¿Se animan?

Espero sus comentarios!
Natu ♥