¿Cómo sobrevivir una cursada FULLTIME?

Hace poco les conté que empezaría a incursionar en el mundo editorial (papel) y helo aquí. Mi primer columna de moda para la REVISTA WATT. También pueden verla online acá

Para todos los universitarios, los resumistas, los anti resumistas, los que nunca duermen antes de un final. Para los que no terminaron, para los que van por un master. Para todos... ésta nota es dedicada a ustedes. "5 consejos para sobrevivir una cursada fulltime" ¡Qué la disfruten!
¡Vamos que se puede!

De paso, cuénten la pregunta que todo el mundo les hace: ¿Cuánto falta para recibirse?

Besos.
Natu. 



                                        ¡Gracias Gorrión por participar de la nota!

Cuadricularizada

Tanto escocés y tartán (o como sea que lo llamen) que me revelé y se me ocurrió hacer el intento de ponerme todo junto, a título de experimento. Claro, tenía que buscar un punto en común, en este caso el color: Marrón. Y -entre nos-, creo que ésta es -y será- la única oportunidad que le daré  a este color, a menos que, como en este caso, se presente como parte de una estampa (odio el marrón)

La semana pasada, estuve haciendo limpieza de placard y al encontrar estos pantalones del año -literal- 
2002 decidí reutilizarlos. Son Soho y me van perfecto porque, antes, mi cuerpo presentaba una hinhazón en toda su extensión. Así que los vuelvo a usar; antes tiro medio, ahora bajo. Todo lo anterior, era para contarles que éste pantalón fue el punapié inicial para dar con todo este look tartanero. Le sumé un blazer de Garcón García, en cuadrillé marrón, con parches de gamusa fina, una pashmina onda Burberry y terminé la idea con mis adorados Chwala, verisón bordeaux. 

Creo que lo logré, pasé la prueba. Me entartaneé -si existe esa palabra- de arriba a abajo y funcionó. 
¿Qué les parece? Le damos el Si o No.
¡BEsos!
Natu. 

PD: Reserven el 31/05 desde las 10:30 para sumarse a nuestra recorrida Vintage #somosberreta. ¡En breve se viene la invitación! 
CHWALA SHOES



Loafers: Chwala


Fotos: Gastón Olmos

SIMPLE RED

Rojo es impulso, voluntad, vitalidad y potencia de transformación. Eso es lo que me está pasando hoy, ayer y en la vida. Quiero agradecerles a todas/os por los comentarios del post anterior; me hacen sentir muy acompañada. 
Para hacerle honor a mis palabras, hoy les armé un look 80% Vintage, que no es anticonsumista -como me han catalogado erróneamente por ahí- sino es la muestra de que se puede ser responsable, sabio e inteligente al momento de comprar sin dejar de verse bien ni transformarse en la versión crota de la moda. 
Este Blazer tiene mil años, lo pueden ver en éste post acá y acá. Este jean lo conseguimos -empiezan las risas- un almacén que estaba liquidando stock (no sabíamos muy bien que hacía ahí, pero fue así como lo encontramos) El top es de Yosy, creo que lo pagué algo de $150, la camisa es de la 5ta Avenida -y seguramente alguien debe haber muerto en ella, claro- y la cartera es de Silvi, la mina más grosa de la 5ta, con sus millones de accesorios (productoras, no dejen de visitarla)
¡Ah, las marcas!: los pepes son de Chwala (los amo) y las gafas Vulk. 

Ahí lo tienen. Sí se puede vestir Vintage + Marca.
¿Les resulta ecléctico? Bienvenidas a mi mundo, entonces. 

¡Qué tengan lindo día!
Natu.









Fotos: Gastón Olmos

LONG LIVE VINTAGE





Ayer por la tarde, caminando por Palermo, dí con dos hallazgos, uno casi vintage y otro viejo. Entre los dos, no me avergüenza decir -porque para algunos publicar precios es cache- que gasté $120 pesos por ambas. Conozco gente que se horroriza frente a esta costumbre, la de comprar ropa usada, por considerar que es de sucio, de croto, reo, de pobre o de cuarta.

Yo te digo esto. 

DE CUARTA es comprar un vestido a $5000 y que te importe un bledo perpetuar condiciones de trabajo bien penosas, donde al que cose tu "vesti" le pagaron $10. 

DE CUARTA es no darle oportunidad al diseño independiente porque sos ignorante, marquera y top. Esta gente, deja el corazón en lo que hace y convive con el conflicto de competir contra los grupos empresariales a los que va tu dinero. 

DE POBRE es comprar a mansalva porque nada te alcanza, porque necesitas ser lo que mostras o lo que tenes. De onda te digo, cumplite un sueño de vez en cuando ,recién ahí vas a entender el concepto de "elegancia". 

Entonces, antes de comprar al flato y decirme "de cuarta" por preferir mi tan amado vintage, por reutilizar lo usado, por colaborar contra todo lo anterior planteado, pensalo dos veces. 

Yo, de cuarta; vos vacía e irresponsable.
Besi.


PD: A razón del revuelo que anoche tuvo mi comentario en redes sociales, decidimos que el próximo 31/05, nos juntamos de recorrida vintage. Estaré enviando invitación oportunamente a todos los interesados. Les adelanto el hash #SOMOSDECUARTA. 
Love.

#CMQTV FIRST DATE

Si estás soltera y con ganas de explorar la flora-fauna testosteronil, éste post para vos. 
Estamos a jueves y sabés que significa. En algún momento entre la noche de hoy o mañana, seguramente te cae la llamada de ese Don Juan que tanto esperas y una invitación: una cena de exploración romántica donde se juega todo. Y aunque ya pasaste los 25 -y la cola- hace rato, siempre caes la misma pregunta: ¿Qué me pongo?
Tranquila, no vuelvas locas a tus amigas, que de la ropa nos encargamos nosotras.

Mirá un nuevo capítulo de Plan Belleza, donde con Sofi Zámolo te contamos lo que va (y lo que no va) usar en una primera cita.

Suerte con tu candidato.
 ¡You go girl!


¡Tranquilas que hay más! Continuemos desmembrando los códigos de vestimenta aptos para este primer encuentro.

Como decíamos en el video, queremos transmitir que somos naturalmente diosas -después de unas horas de make-up y pelo, claro- con lo cual, nuestro vestir debe colaborar con dicho mensaje. Pantalones holgados, camisas poco reveladoras, pero, por sobre todo, algo que nos represente,que diga quien somos. En mi primer cita fui con un tapado vintage colorado, panalón amplio y camisa holgada.
Me fue bastante bien. Ja, ja. (creo)

Pero si la cosa se pone tensa, léase, cena de noche, aquí otras ideas con el mismo concepto.

Conservamos ese espíritu de "hoy no me tocas ni con un palo", que, inevitablemente, le aseguran al  otro el deseo de repetir encuentro. Y eso es lo que queremos. Decodificando estos looks, vean que predominan los negros, blazers, pantalones estampados, camisas, faldas tiro alto y tops estructurados. 

Así que ya sabés. Espero haberte ayudado con estas ideas y luego me cuentan qué tal les fue. 

¡Beso grande para todas!
Natu. 

TALITHA´S LAND

Encontré a Talitha hace exactamente 10 meses, mientras buscaba ropa para vestirme en Plan Belleza. En aquel momento, las creaciones de Cecilia Hernández se exhibían en los percheros de Proyecto Cuadrilla, un showroom que reunía el mejor diseño emergente argentino en pleno corazón palermitano. La anécdota es que quedé encantada con sus cosas, pero no me entraban. Dicen que la vida da revancha... (y talles M)

Hace una semana recibo una invitación. "Queremos invitarte al Lanzamiento de la Colección F/W14 SUSBTRATA de Talitha Ind." ¿La misma Talitha de aquel amor que no pudo consumarse? ¡Ni que lo digas! Ahí fuí, acompañada de mis amigos. ¿Vieron cuando sienten buena vibra, paz, armonía en un lugar? Así es el universo Talitha. Cada rincón tiene una historia y un personaje. Si quieren ver el showroom, me hacen click acá ya mismo aquí y le roban algunas ideas deco.

Ahora, a la colección. Brocatos, bordados, terciopelos, tafetas, los mejores materiales para crear prendas soñadas. Vestidos de corte princesa, faldas amplias (dignas de prom queen) y tops con mangas tulipán, se mezclan con pesadas chaquetas de terciopelo y toreras a la cintura. De inspiración infantil, esta colección termina de entenderse gracias a los colores que Ceci usa; negro, verde esmeralda, ocres que hacen balancear esta imagen de niña-adulta que Talitha quiere conquistar. De mi parte, seré clienta fiel porque amo vestir así.

Me llevé a casa este vestido en terciopelo y encaje negro, mi revancha. Sentía que tenía que usarlo con algo debajo, hacerlo más urbano, así que le agregué una remera de algodón y santas pascuas. Digo, no es necesario tener un casamiento o cena piripipí para usar este vestido, ¿o no? ¡A vivirlo de día, qué tanto!

¿Diganme si no es un hermosor?
Natu.









Fotos: Gastón Olmos